lunes, 8 de enero de 2018

Las mejores y las peores lecturas de mi 2017




Libro: No llores, pequeño.
Autor: Ngugi Wa Thiong'o.
Traducción al español: Alicia Fryeiro Gutiérrez.
Editorial: Kailas.
Número de páginas: 176.
Cita favorita: Ningún hombre debería sentir miedo jamás.

Fue una de las últimas lecturas del año, y que bueno que no me decidí a hacer esta selección antes del 31 de diciembre. La historia de Njoroge se desarrolla en Kenia entre 1950 y 1960, y nos muestra lo mucho que puede cambiar el mundo dependiendo la perspectiva desde la que lo veamos. La educación, las costumbres, la cultura, la violencia, los conflictos gubernamentales y la niñez son algunos de los temas sobre los que vamos a poder reflexionar con la lectura de este duro y triste libro.


Libro: La niña alemana.
Autor: Armando Lucas Correa.
Editorial: Ediciones B.
Número de páginas: 448.
Cita favorita: Lo bueno con la música es que, como él dice, la llevas contigo, en tu mente. Eso nadie te lo puede quitar.

No podía faltar un libro sobre la segunda guerra mundial, el suceso histórico que mayor interés despierta en mí. En este libro conocí una parte de dicha historia que hasta ese momento era desconocida para mí, y fue la negativa dada por el gobierno cubano a los pasajeros judíos del transatlántico St. Louis para quedarse en este territorio. Una novela con una narrativa encantadora; un ritmo que no permite descanso, que te desgasta, que no te da opción de encontrar luz en medio de la oscuridad, pues en una guerra nadie gana así lo crea. Adicionalmente este libro es un homenaje a la mujer, a sus capacidades, al poder de su voz, y lo importante que es su papel en la historia. Una obra desgarradora, cruda y profunda.

Leo siempre estará en mi mente.


Libro: Él y el otro. Homohistorias.
Autor: Félix Ángel.
Editorial: Tragaluz.
Número de páginas: 124.
Cita favorita: I will love you por siempre.

No son las típicas historias llenas de sexo y erotismo. No son las típicas historias moralistas. No son las típicas historias de sufrimiento extremo y descubrimiento repetitivo.

Félix Ángel nos regala un grupo de relatos sinceros, amenos y fuertes. Una prosa encantadora y que me mantuvo pegado a lo que estos personajes viven en las calles de Estados Unidos, atados al amor y todo lo que ello conlleva.

No puedo dejar de destacar el apartado visual de este libro. No es más que abrirlo y disfrutarlo, como muchas cosas en la vida.


Libro: Tu y yo.
Autora: Susan Verde.
Ilustrador: Peter H. Reynolds.
Traducción al español: Victoria Simo.
Editorial: RBA.
Número de páginas: 32.
Cita favorita: Doy gracias de que cada paso y decisión me llevaran a ti, a tu espíritu, a tu voz. A sentirnos uno solo aunque seamos dos.

Este libro infantil es sencillamente precioso. Un gato que recuerda cómo fue que conoció a quien es ahora su compañía en el camino, y analiza las casualidades y golpes de suerte que tiene la vida para con cada uno de nosotros. Me sentí muy identificado con esta historia, y siento que llegó a mí en el momento indicado.

¡Vivan los libros!


Autora: Juliana Muñoz Toro.
Ilustradora: Elizabeth Builes.
Editorial: Tragaluz.
Número de páginas: 124.
Cita favorita: El corazón de papá está fuera de él. Me pregunto si está en algún lado. Quizás esté en el reloj de su habitación. Cuando es de noche escucho tic tic tac desde mi cama. Puede ser el corazón de papá que me manda una señal. Casi no se oye, pero cuando todo está tan callado hasta una mariposa tiene el sonido de un tren.

Qué señor libro. Juliana Muñoz Toro ha tocado las puertas del mundo literario con un tratado brillante sobre una enfermedad llamada adultez, que nos transforma por completo y nos sume en un estado de infelicidad que se lleva consigo a todos los que estén a nuestro alrededor, incluso a quienes aún no se han contagiado. Un libro duro, enternecedor, y que me recordó en muchos momentos a "El principito", mi libro favorito de todos los tiempos.

Lectura recomendada para todos.


Libro: Confesiones de una máscara.
Autora: Yukio Mishima.
Traducción al español: Rumi Sato.
Editorial: Alianza.
Número de páginas: 240.
Cita favorita: No hay nada más lógico que el impulso carnal.

El top 10 solo puede tener 10 libros, y lamentablemente este no alcanzó a entrar, pero no podía dejar de mencionarlo de alguna manera. Lo merece y con creces.

Aceptación, normalidad, lucha, conflicto... Confesión. Mishima nos regala un relato en primera persona totalmente espléndido, en donde los miedos y la máscara del protagonista transmutan a cualquier ser humano que esté caminando en este momento por cualquier calle sin importar el lugar del mundo en el que se encuentre.

La perfección y la crudeza interior en una época de crisis mundial plantean un escenario superlativo de desarrollo personal en el que me vi ciertamente reflejado, y que fue una gozada tremenda a la lectura.


Así mismo considero importante destacar grandes lecturas de mi 2017 como el tomo cero de "La biblia de los caídos" de Fernando Trujillo, "Toma tus problemas sin gravedad" de Oscar Ospina, "Operativo Nini" de Jaime Alfonso Sandoval, "Atolón Bikini" de Chirstophe Bec, "Los niños imaginarios" de Valentina Toro, o "El final de todos los agostos" de Alfonso Casas.


Autora: Elena Favilli y Francesca Cavallo.
Traducción al español: Ariadna Molinari Tato.
Editorial: Planeta.
Número de páginas: 224.
Cita favorita: A todas las niñas del mundo queremos decirles: sueñen en grande, aspiren a más, luchen con fuerza y, ante la duda, recuerden esto: lo están haciendo bien.

Inspirador. Valiente. Poderoso. Importante. Necesario. Jamás terminaría de definir lo que este grupo de cuentos significó para mí. Solamente puedo decirles que lo lean, lo regalen, lo compartan, y que difundan los valiosos mensajes impresos en él.

El mundo puede cambiar, poco a poco, y con los actos que menos nos imaginamos.


Libro: La perra.
Autora: Pilar Quintana.
Editorial: Penguin Random House.
Número de páginas: 112.
Cita favorita: Él quería comprarse un nuevo trasmallo y un equipo de sonido grande con cuatro parlantes, pero Damaris llevaba un tiempo pensando cómo decirle que ella no había dejado de desear un hijo.

Un nuevo clásico de la literatura colombiana. Una novela corta tan, pero tan rica, que no queda más sino sentarse a disfrutarla, sufrirla y hacerla nuestra. La vida de Damaris es el retrato del país que muchos padecen y que otros cuantos solo ven desde las gradas. Un esbozo duro, crudo y preciso del drama que representa la supervivencia, de lo lacerante que es ver marchitarse las esperanzas, y del martirio en que puede convertirse el día a día. Un libro dolorosamente real.


Autora: Margaret Atwood.
Traducción al español: Elsa Mateo.
Editorial: Salamandra.
Número de páginas: 416.
Cita favorita: Mejor nunca significa mejor para todos. Para algunos siempre es peor.

Mi obsesión del 2017. Una nueva miembro del selecto grupo de mis autores favoritos. Margaret Atwood, como muchos de los grandes de la literatura, es una visionaria asombrosa. Este libro vio la luz en 1985, y no fue sino hasta hace unos pocos años que empezó a recibir el reconocimiento que siempre mereció. Una distopía que puede llegar al estatus de realidad en cualquier momento. Una historia sobre la libertad, la justicia, el poder y las relaciones humanas. Una lectura necesaria y de la que es imposible salir ileso.


Autor: Charles Stross.
Traducción al español: Blanca Rodríguez y Antonio Rivas.
Editorial: Insólita.
Número de páginas: 416.
Cita favorita: El ego masculino es algo curioso. Es del tamaño de un pequeño continente, pero es extremadamente frágil.

El mejor libro que leí en 2017 sin lugar a dudas. Stross crea una historia entretenida, con un personaje principal tan humano como inolvidable, con personajes secundarios que suman todo el tiempo, con una trama interesantísima y soberbiamente soportada (sí, hay que tener internet a la mano si son curiosos y no quieren que se les escape detalle alguno), con un desarrollo brillante, una narrativa superlativa, y un ambiente que se convierte en una oda al nerd que durante tanto tiempo fui. 

Nazis del otro mundo harán de las suyas en este híbrido entre el scifi, el thriller, la fantasía y el terror... y sí, también el romance. En la lavandería podrán encontrar de todo... Y se van a reír como locos, se los prometo.



Autor: Enrique Patiño.
Editorial: Ediciones B.
Número de páginas: 148.
Cita favorita: Los entiendo a todos, los perdono a todos.

Antes de iniciar con esta lista, tenía claro que el libro que finalmente quedó en el número 2 iba a ocupar el lugar que terminó ostentando "Mariposas verdes". Pero mientras estaba preparando esta entrada, me di cuenta que ningún libro de los que pasaron por mis manos en 2017 lo leí y viví con tanta intensidad como lo hice con este. Sí, la relación con los libros va más allá de la calidad de estos; es un asunto de conexiones.

Una historia que jamás olvidaré, que me llenó de recuerdos, que hice mía en todo momento, y que me dejó claro que todos y cada uno de nosotros podemos salvar una vida.






Libro: Luna negra.
Autora: Romina Russell.
Editorial: Del nuevo extremo.
Número de páginas: 352.

No se imaginan las ganas con las que inicie este libro, y las expectativas que tenía por como todo venía desarrollándose en esta historia. "Zodíaco" es una saga a la que le tengo especial cariño, y Romina Russell es una autora a la que admiro y quiero montones, pero no hay nada que hacer, no disfruté de esta tercera entrega de la tetralogía. Siento que haber dejado todo en tres libros, como se había presupuestado inicialmente, pudo haber sido lo mejor. Es solo mi opinión.


Libro: El lago de los Milagros.
Autora: Paola B. Sur.
Editorial: Oveja negra.
Número de páginas: 352.

Con esta novela vuelvo a confirmar lo importante que es un editor para un libro, con todo lo que el proceso editorial significa. Una historia con potencial que, por los constantes errores ortográficos y gramaticales, el exceso de velocidad y el exagerado sentido aleccionador, termina desperdiciada a la hora de la lectura. Espero que la continuación tenga un trabajo de equipo más juicioso, aunque para mí el camino con esta historia ya está cerrado.


Libro: La sociedad de los muchachos invisibles.
Autora: Juan Camilo Berancur Echeverry.
Editorial: Sílaba.
Número de páginas: 156.

La mayor decepción de mi 2017. Desde que vi la cubierta y el argumento de este libro, supe que debía leerlo. El inicio de la historia es tremendamente fuerte, plantea bases de lo que pudo llegar a ser uno de esos libros que tanto me gustan, en donde se explora el sentir del ser humano, escarbando en la intimidad de los personajes. Pero el problema fue llegando con el pasar de las páginas, proceso con el que fui perdiendo el interés en lo que se me estaba contando, hasta llegar al final con toda la atención perdida. Se transitan muchos caminos, pero se quedan en el olvido.



Libro: Sonar.
Autora: Sylbain Runberg.
Editorial: Panamericana.

Número de páginas: 124.

¿Por qué no está esta novela gráfica dentro del top de las peores lecturas del año? Es fácil, "Sonar" va más allá de ese calificativo. Una historia sin pies ni cabeza, totalmente descoordinada y carente de sentido. Lo único rescatable es el apartado gráfico, pero el resto es totalmente para el olvido.


Libro: La piel de Juliette.
Autora: Tahereh Mafi.
Editorial: FCE.
Número de páginas: 324.

Gracias a este libro dejé de lado durante gran parte del año la literatura juvenil. Una premisa que siento completamente desaprovechada, un enfoque totalmente volcado en el sentimentalismo y el romance desestimando todo lo que pasaba de fondo en la sociedad, y una prosa con la que no terminé de conectar. El libro tiene un cierre interesante, pero esta es una saga con la que no pienso continuar.


Libro: El diario azul.
Autora: Malena de Windt.
Editorial: Intermedio.
Número de páginas: 143.

Una historia con todos los clichés habidos y por haber, y con un tratamiento casi inexistente para aprovecharse de ellos. Sucesos gratuitos y predecibles, diálogos débiles, personajes con poca construcción, giros que no rodaban, y un trabajo editorial que deja mucho que desear (muchísimo). Una desafortunada experiencia.

domingo, 7 de enero de 2018

Mi 2017 en libros...

La tecnología ha facilitado muchas cosas en nuestras vidas, entre ellas el tener un mayor control de muchas de las cosas que hacemos. Goodreads, una red social para lectores, es mi diario de aventuras, mi compendio de citas y el registro de mi travesía literaria.

Todo los datos contenidos en esta entrada (que realizo gracias al vídeo publicado por Abril Kakera en su canal de Youtube "Ensayos de abril"), parten de todo lo que he dejado consignado en esta maravillosa red social.



Establecí al inicio de año mi meta personal de libros para leer durante 2017 (50), la cual cumplí y sobrepasé (89)

Estuve muy cerca de los 90 libros que leí en 2016, y algo lejos de los 108 del 2015. Estuve trabajando gran parte del año como editor y en mi día a día tenía que leer manuscritos (unos cuantos muy buenos, la mayoría para el olvido) y, aunque al llegar a casa mis ganas de leer no eran tan grandes como antes, creo que leí una muy buena cantidad de libros.


Esos 89 libros suman un total de 16.771 páginas, lo que da un promedio de 188 páginas por obra (leí varios libros infantiles). La puntuación promedio que dí fue de 4,1, lo que concuerda con el buen año de lecturas que resultó 2017.

El primer libro que leí fue "Entre el demonio y el profundo mar azul" de April Genevieve, una especie de romance paranormal con el que no pude conectar; y el último fue "Sombras en el arcoiris" de M. B. Brozon, la historia de una pequeña cuyo hermano está por salir del closet, libro que se convirtió en uno de mis favoritos del 2017.



Hay una coincidencia muy curiosa, y es que tanto el libro más largo como el libro más corto que leí en 2017 están dentro de mis mejores lecturas de ese año. "Tu y yo" de Susan Verde y Peter H. Reynolds, en tan solo 32 páginas nos muestra los pensamientos de un gato respecto a las casualidades de la vida. En también 32 páginas viví varios historias que son muy recomendables para los más pequeños, como lo fue "Así, pero sin ser así" de un genio llamado Afonso Cruz, "Wonder, todos somos únicos" de R. J. Palacio, "Pepito el aventurero" de Alekos" y la colección completa de libros de Amalia Low.

Por otro lado, "Warcross" de Marie Lu nos mete de cabeza en 518 páginas de videojuegos, tecnología y mucha humanidad.


Según la base de datos de la red social, el libro más popular que leí fue "El cuento de la criada" de Margaret Atwood, hecho que muy seguramente estuvo apalancado por la laureada serie que Hulu hizo como adaptación.

El libro menos popular fue "Toro rojo" del ilustrador colombiano Dipacho, publicado por la editorial independiente Milserifas. De igual manera este libro es el que mayor puntuación tiene en Goodreads de los 64 que leí, hecho que se explica porque soy la única persona en la red social que lo ha registrado dentro de sus lecturas. Y bueno, hay varios libros dentro de los que leí en 2017 en los que soy la única persona que ha interactuado con ellos en Goodreads.

Desde el año 2016 me comprometí con leer a muchos autores colombianos, y en 2017 me mantuve firme con ese objetivo: leí 35 libros escritos por compatriotas, lo que representa un 39% del total de mis lecturas del año. Si miramos el dato de autores latinoamericanos, fueron 47 libros los que leí en 2017, y si nos vamos a los hispanoparlantes, fueron en total 53.

En las redes sociales empezó a gestarse una iniciativa para leer más autoras y para dar mayor visibilidad a su trabajo, pero sinceramente no me interesó sumergirme en ella, porque leo lo que me gusta y me genera inquietud, independientemente de quien lo haya escrito. Sin embargo, la proporción entre libros escritos por hombres y libros escritos por mujeres dentro de mis lecturas del 2017 fue muy pareja, con 50 y 40 respectivamente (sí, fueron 89 libros leídos en el año, pero uno de ellos fue escrito a varias manos).


Para cerrar, mi blog tiene un espacio dedicado a los libros que tocan temas relacionados con el mundo LGBT, o que tienen personajes pertenecientes a esta comunidad. Lamentablemente durante 2017 solo 14 de mis lecturas pude incluirlas dentro de esta sección (15%).

Y bueno, así cierra este pequeño resumen de lo que fue el año 2017 en lecturas. Nos vemos en las páginas de un libro.

Reseña: Los novios del invierno (La pasaespejos 1) - Christelle Dabos


¿Qué es disfrutar la vida? Para muchos esto tiene una relación directa con salir los viernes y sábados (o varios días más de la semana) a un bar a bailar y embriagarse hasta altas horas de la madrugada, viajar a un lugar distinto cada fin de semana, ir de compras cada vez que te consignan el salario, acostarse con alguien diferente a cada rato, ganar cada vez más y más dinero, pasar tiempo con tu familia o amigos… Y sí, cada cual tiene una visión diferente de lo que es la felicidad, y cada cual tiene cosas que lo hacen feliz. Por ejemplo, yo soy feliz yendo a cine, hablando con mi sobrina, caminando por un parque en donde el césped recién fue cortado, y, al igual que Ophélie, viviendo mi vida entre libros.

Pero ¿quién es Ophélie? Es una chica que no destaca precisamente por sujetarse al estándar socialmente aceptado de belleza, es más, muchos podrían decir que no encaja en lo absoluto en este. Ella usa gafas rectangulares para la miopía, lleva enrollada en su cuello una bufanda gigante y muy diferente a las demás, usa ropa que la hace ver más vieja de lo que es, y su rostro es decorado por los risos color castaño a los que llama cabello. Ophélie es habitante de Ánima, una de las arcas (países) alrededor de su mundo, y ha sido comprometida a la fuerza con Thorn, un importante miembro del clan de los Dragones, grupo que habita en la Citacielo, una especie de ciudad flotante que hace las veces de la capital del Polo, el sector más gélido del universo. Además de eso, Ophélie es una lectora (tiene la capacidad de leer la historia de los objetos) y puede atravesar los espejos, sin contar con que es algo tímida e increíblemente torpe. Pero hay algo más que deben saber sobre ella, y es que es la protagonista de “Los novios del invierno”, primer tomo de la tetralogía “La pasaespejos”, ópera prima de la francesa Christelle Dabos, obra con la cual resultó ganadora del Concours du premier roman jeunese.


Valga decir que este volumen está disponible en Colombia y algunos países de Latinoamérica, en una edición DEL CARAJO (de verdad, pocas cosas más bonitas que la cubierta de este tomo), gracias a Panamericana Editorial.

Lo primero que vale la pena aclarar con respecto a este libro es que se clasifica dentro del género de la fantasía, y está enfocado en el público juvenil, y dentro de este nicho es un exponente de calidad. Christelle Dabos imaginó un mundo rico e imponente, y supo construirlo de manera impresionante. El universo en el que vive Ophélie tiene antecedentes (historia), clasificaciones sociales y jerárquicas, un sistema de magia con sus poderes y códigos bien definidos, una organización arquitectónica distintiva, características personales demarcadas, un conjunto de costumbres y un aparato cultural convenientes, entre muchas otras cosas que permiten que te sumerjas en él desde el primer momento, que lo recorras mientras la autora te lo va describiendo, que lo hagas tuyo a medida que lo conoces, y que te quedes con la sensación de que, a pesar de todo lo que te brinda, aún quedan un millón de cosas por descubrir. En serio, a la vez que descubrimos las dimensiones de la situación en la que está metida nuestra protagonista con motivo de su reciente compromiso, y vemos todo lo que es capaz de hacer, nos vamos encontrando con un mundo abundante, deslumbrante, bien descrito (estoy completamente seguro de que, de haber sido escrito por un autor estadounidense, este libro ya tendría comprometidos sus derechos cinematográficos), y en el que es imposible no querer vivir, aunque sea por un rato.

Una de las mayores virtudes de la narrativa de Christelle Dabos es su simpleza, fluidez y claridad, lo que permite que la lectura sea amena, y en mi caso bastante adictiva. El libro cuenta con más de 500 páginas y lo leí a la velocidad de la luz. Adicionalmente, a lo largo de la lectura es imposible no notar el lirismo que se imprime dentro de las páginas, lo que hace que ciertos apartes de la historia tengan estampado un toque de magia que se agradece. La prosa de la autora es muy llamativa, y le otorga a este libro algo especial.


Y no podemos hablar de “Los novios del invierno” sin invitar a quienes viven en carne propia las aventuras que allí se cuentan, porque ellos son el corazón de todo. El grupo de personajes en esta historia condensa la esencia del ser humano, el punto de inflexión que representa en nosotros el poder, los miedos que nos albergan, la bondad que todos llevamos dentro, nuestra capacidad de sobreponernos y de ir más allá de lo que imaginamos, la desfachatez y la picardía que llega a sorprendernos, y todas esas cosas que nos hacen los que somos, aunque en ocasiones nos gustaría que fueran diferentes.

De Ophélie ya les he hablado mucho, así que me limitaré a decir que es una heroína diferente, con un toque de cotidianeidad encantador, un ser que pasa desapercibido, pero que sabemos que es capaz de todo; una chica con la que podemos sentirnos completamente identificados, y eso la hace una chica inolvidable. Thorn, el prometido, es un ser enigmático, del que aún no sé qué esperar, pero del que quiero descubrir todo. Especial mención al coqueto Archibald; a la elegante Berenilde; al incondicional Renard; y a mi favorita, la tía Rosaline, un ser fascinante y a quien me gustaría tener como madrina.

Mundo y personajes son los grandes pilares de este primer tomo, por el magnífico trabajo que se logró en su construcción. Sin embargo, creo que hay algo que la autora no terminó de encajar a la perfección porque, aunque avanzaba de buena manera en la lectura, en ciertos apartes sentí que no pasaba mucho y que me estaba estancado en un punto que llevaba recorriendo hace rato. Este primer capítulo en la travesía de Ophélie es muy introductorio, y va dejando menudos indicios de las cosas que pueden llegar a explotar, pero la acción en conclusión no tiene un desarrollo fuerte, y esto para muchos puede llevar a percibir y clasificar esta obra como lenta y tediosa. Sostengo que esta historia podría tener algunas páginas menos y seguiría conservando sin problemas el valor que posee.
Ilustraciones tomadas de kiramizuno.deviantart.com
¿Es posible encontrarse con un libro juvenil en el que el romance gratuito no sea el núcleo de la acción? Pues hay tréboles de cuatro hojas, y hay autores que logran que sus historias no tengan el romance gratuito como el eje todo. Sí, en esta historia se habla del amor de pareja (y del amor visto desde otras esferas), pero en ningún momento esto nubla ni entorpece la narración, sino que es un elemento más que está ahí, esperando por ser desarrollado, y por ser aprovechado en el momento justo, y no de manera arbitraria y dictatorial. Gracias, Christelle, MUCHAS GRACIAS.

“Los novios del invierno” es una carta de presentación espléndida para una autora de la seguramente escucharemos mucho en un futuro cercano. La bienvenida con los brazos abiertos a un universo descomunal y deslumbrante, lleno de contrastes y de personajes ciertos y bien construidos. Una puerta que quizá se abrió muy lentamente, pero que deja luz suficiente para entrever la epicidad que seguramente enmarcará lo que viene para Ophélie. Una promesa de esas que uno espera con todas sus fuerzas sea cumplida, y más aún después de leer las inmejorables reseñas que acompañan a la continuación…