lunes, 2 de febrero de 2015

Reseña: La oculta - Héctor Abad Faciolince

El libro del que todo mundo habló durante el cierre del año 2014 y del que todo mundo habla en estos primeros pasos del 2015. Héctor Abad Faciolince regresa al mundo de la literatura con "La Oculta"... Y de qué manera se produce este regreso.

Fue algo difícil de conseguir, pero ante las recomendaciones que me llegaban (todas buenas), tenía que comprarlo y en un día de descuentos en la tienda virtual de la Librería nacional, se dio la oportunidad.

Penguin Random House es la encargada de traernos este libro libro, en donde de la mano de los Eva, Pilar y Antonio, tres hermanos oriundos del departamento de Antioquia, nos vemos inmersos en una historia que soporta, y con creces, el éxito que ha cosechado en el poco tiempo que lleva en las librerías.

El mundo puede verse desde muchas perspectivas, desde muchos ángulos, puede ser contado por diferentes personas y desde cada punto todo tomará un enfoque distinto, un rumbo propio. Eso fue lo que me encontré en “La Oculta”.

Abad, con grandilocuencia, cuenta la historia de la finca en donde todo este cuento tiene desarrollo, en donde Eva, Pilar y Antonio crecen, se forman, se conocen y viven. La finca “La Oculta” es el epicentro de esta obra.

La forma en que el autor entrelaza tantas historias, tantas vivencias; la manera en que relata cómo se dio el desarrollo de la región antioqueña y del país en muchos aspectos y como construye y desarrolla esta increíble historia a partir de todo esto no tiene como describirse. El regreso de Abad es por lo alto. Lo que hace este tipo es increíble.

Tres visiones distintas del mundo, de la vida y de su propio ser me fueron atrapando de a poco. Es un libro que en cierto modo todos hemos vivido, que nos ha tocado a todos ¿quién no ha tenido una tía a la que todo le parece pecado?, ¿quién no ha tenido una tía coqueta y chévere? Hombre, lo que nos regala Abad es algo muy cercano, muy de este país, muy de nuestra cultura, con lo bueno, con lo malo y con lo perverso. Me arriesgaría a decir que “La Oculta” es un reflejo de lo que es Colombia; de esa Colombia intolerante, pujante, con ganas de cambiar, con ganas de hundirse, atrasada, vuelta mierda por así decirlo; esa Colombia que se mantiene en pie a pesar de todo. Ese país lleno de paisajes increíbles, de lugares que son sueños materializados; esa tierra de fantasía y terror al mismo tiempo.

Un punto que debo resaltar es el desarrollo de cada uno de los personajes principales. Simplemente perfecto.

Abad habla de libertad, de los derechos humanos y del amor, sea cual sea su expresión; simplemente de ese sentimiento que a todos nos toca y que no mira si quien está en frente y te da la mano para andar por la vida tiene un pene o una vagina. Un refresco a esta sociedad intolerante en que vivimos.

Entre la ironía, la tristeza, la risa y la melancolía. Eso es “La Oculta”. Entre lo sencillo y lo magistral. Una obra que nadie debería dejar de leer.

Casi me hace llorar… Casi.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario