sábado, 26 de diciembre de 2015

Reseña: Catalyst (Insignia #3) - S. J. Kincaid

Encontrar al amor de tu vida puede ser una tarea difícil y casi imposible en muchos casos. Siempre corremos con el riesgo de tomar decisiones equivocadas, de elegir a quien no debemos, de dejarnos llevar por el primer impulso, de cegarnos ante lo evidente, de ceder ante presiones externas, de embarrarla con pendejadas y de pecar por cobardes y no ser capaces de tomar riesgos. En otros casos, sin siquiera buscarlo y de la manera más sencilla imaginable, llega ese alguien que nos transforma, que nos cambia la manera de ver el mundo, que nos muestra nuevos universos y hace que nuestra existencia se pinte de mil tonos diferentes, cada uno más vibrante que el anterior. El amor es un golpe de suerte.

Algo parecido a lo que narré en el párrafo anterior me pasó en el mundo literario, pues tal como les conté en la reseña de "Insignia", un día paseándome por las estanterías de la Librería Nacional, y escudriñando en las más reconditas, me tropecé con una portada encantadora y así sin más, sin siquiera darle la vuelta al libro y hojear la sinopsis, decidí tomar el riesgo e invertir en la historia que tenía en mis manos. Sin duda alguna aquel fue un golpe de suerte como el del amor.

Luego del despertar del fantasma y de su desafío al sistema impuesto por Joseph Vengerov y los miembros de la Coalición narrada en el cierre de "Vortex", el segundo tomo de esta trilogía, es el momento de adentrarnos en el tercer y último capítulo de la serie creada por S. J. Kincaid. El libro del que les contaré en esta ocasión es "Catalyst", el cual ve la luz gracias a V&R Editoras y que espero Ediciones Urano traiga pronto a Colombia.

Luego de un accidentado reencuentro con su padre, Tom regresa a la Aguja Pentagonal para descubrir que las reglas de juego en su hogar han cambiado por completo y que un nuevo orden se ha establecido allí. Nuestro protagonista y sus amigos empiezan a ser testigos de hechos que los pondrán alerta para todo lo que está por venírseles encima tanto a ellos, como al mundo entero.

"Catalyst" es por mucho el mejor libro de la saga. Kincaid construye una trama cargada de un sinfín de conceptos de todo tipo, de situaciones de todo calibre y de emociones que transitan desde el éxtasis máximo hasta la desolación absoluta. La autora aprovecha de manera inteligente los elementos que tan bien le habían funcionado en los tomos anteriores, y los lleva a otro nivel con la incrustación de nuevas joyas en la corona, llegando incluso a meterse de lleno en el terreno de lo psicológico. Una carrera de fórmula 1 con sables tipo "La guerra de las galaxias" para combatir en medio de campos de batalla mentales.

Tomada de: hunveesketch.deviantart.com
Con cada una de las escenas vemos una evolución envidiable en Tom, nuestro personaje principal, quien se ve inmerso en incontables escenarios que lograron crear una conexión inexplicable y que por más que quisiera a lo que él personificaba en los otros libros, no había alcanzado con las entregas anteriores. Sufrí, desesperé, amé, arriesgué, peleé, planeé, perdoné, odié, descubrí, morí, renací y viví en carne propia cada una de las mil cosas por las que pasaba Tom en las casi 400 páginas que componen esta obra. Nuestro fantasma se reviste de una fuerza absoluta, la cual le confirió un status preferencial en mi estantería de personajes literarios favoritos. El trabajo de la autora en este aspecto, y no solo con Tom, es excepcional, pues la misma fortaleza con la que lo dotó a él, se la imprimió a un despreciable y maquiavélico Joseph, quien con el pasar de los capítulos despierta tantas, pero tantas cosas, que resulta imposible no odiarlo sin remedio alguno.

Así como lo hizo con las dos caras de la moneda, la autora trae al ruedo en su versión mejorada a todos y cada uno de los personajes con que nos habíamos encontrado en los libros anteriores (Vik, Yuri, Dalton y Neil, por mencionar solo algunos. Debo hacer una mención especial en este punto a la madre de Tom, al inquebrantable Blackburn, a la inagotable y valiente Medusa, y a Wyatt, mi amor platónico y personaje favorito de la saga.

Luego de moverme por muchos lugares, de cercenar mi cerebro con todo lo que la historia me ofrecía, de odiar y amar a todos y cada uno los participantes de esta aventura, de alegrarme y comerme las uñas por tantas cosas que esperaba desde el inicio y tantas otras que llegaron como una bofetada sin merecimiento, me hallé con un cierre inolvidable y cargado de una dosis de sencillez esperanzadora. Un final hermoso para una historia increíble. Cerré el libro con una sonrisa en el rostro y con un hueco tremendo en mi interior.


Poner punto final a algo que te llenó de tantas maneras es muy, pero muy complicado, sin embargo, es necesario dar una despedida sentida a Tom, a la Moza Perversa, al Indiecito Picante, a Yuri, a Medusa, a Joseph, a Vanya, al conejo, a Blackburn, a Neil, a Elliot, a Marsh, a Olivia, a Heather y los que se quedan por fuera de esta lista; seguramente nos encontraremos en los rincones de mi mente muchas veces. 

Para cerrar, tengo que dar un agradecimiento eterno a S. J. Kincaid por regalarme una historia que puede parecer a muchas otras, pero que carga un sin número de factores diferenciadores que se agradecen. Gracias S. J. por hacerme reír como no imaginaba, por tantas ocurrencias, por tantos paseos por el espacio exterior, por tantas clases de calistenia, por tantas charlas en el dormitorio, por enseñarme valiosas lecciones, por darme una nueva y encantadora visión del amor, por darme la tarea de buscar adjetivos para describir tu obra, por plasmar en un universo futurista lo que vivimos y lo que está por venir si mantenemos nuestra forma de vida como la llevamos. Gracias totales por en casi 1.200 páginas, regalarme la saga favorita de mi vida.

http://libletter.blogspot.com.co/2015/03/mi-tiempo-con-sj-kincaid.html

2 comentarios:

  1. Me atreveria a leerlo me sedujo la forma como fue tu sintesis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yamilka :)

      Si hay una saga juvenil que puedo recomendar a ojo cerrado es esta. La disfruté DEMASIADO. Espero le des un chance muuuy pronto al universo "Insignia".

      Gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar